Trastorno hiperactivo de deficit de atencion (Spanish)

¿Qué debe usted saber?
Las personas con el TDAH pueden tener problemas para prestar atención, controlar conductas impulsivas (podrían actuar sin pensar en el resultado de sus acciones) o pueden ser demasiado activos. Aunque el TDAH no tiene cura, se puede controlar eficazmente y algunos síntomas pueden mejorar a medida que el niño va creciendo.

Datos sobre el ADHD
El TDAH (o ADHD, por sus siglas en inglés) es uno de los trastornos neuroconductuales más comunes de la niñez. Generalmente se diagnostica desde la infancia y a menudo perdura hasta la edad adulta. Los niños con TDAH tienen dificultad para prestar atención, presentan un comportamiento impulsivo (pueden actuar sin pensar en las consecuencias) y, en algunos casos, son hiperactivos. [1]Signos y síntomas

Es normal que en ocasiones a los niños les cueste trabajo concentrarse y comportarse adecuadamente. Sin embargo, los niños con TDAH no superan estas conductas. Los síntomas continúan manifestándose y pueden ocasionarles problemas en la escuela, el hogar o con los amigos.

Un niño con TDAH puede presentar estos síntomas:
• soñar despierto muy a menudo
• olvidarse o perder cosas con mucha frecuencia;
• estarse moviendo todo el tiempo y no estarse quieto;
• hablar demasiado;
• hacer errores por descuido o tomar riesgos innecesarios;
• tener dificultad para resistir tentaciones;
• tener dificultad de llevarse bien con otros.

Tipos
Hay tres tipos distintos de TDAH, dependiendo de los síntomas que predominan en la persona:
Tipo predominantemente inatento: A la persona se le dificulta organizar o terminar una tarea, prestar atención a los detalles o seguir instrucciones o conversaciones. Se distrae fácilmente o se olvida detalles sobre las actividades cotidianas.

Tipo predominantemente hiperactivo-impulsivo: La persona no puede estar quieta y habla mucho. Le es difícil permanecer quieta por mucho tiempo (p. ej., para comer o hacer la tarea). Los niños pequeños tienden a correr, saltar o trepar por donde pueden constantemente. La persona se siente intranquila y tiene problemas de impulsividad. Una persona impulsiva puede que interrumpa mucho a los demás, les arrebate cosas o hable cuando no debe. Se le dificulta esperar su turno o escuchar instrucciones. Una persona impulsiva puede tener más accidentes y lesiones que otras.

Tipo combinado: La persona presenta por igual los síntomas de los dos tipos anteriores.

Debido a que los síntomas pueden cambiar con el tiempo, también es posible que cambie el tipo con el pasar del tiempo.

Causas del TDAH
Los científicos están estudiando las causas y los factores de riesgo con el fin de determinar mejores maneras de controlar y reducir las probabilidades de que una persona padezca de TDAH. Las causas y los factores de riesgo para el TDAH se desconocen, pero las investigaciones actuales muestran una influencia genética importante. Estudios recientes realizados en gemelos vinculan los genes al TDAH.1

Además de los genes, los científicos estudian otras causas y factores de riesgo posibles entre las que se incluyen:
• Lesión cerebral
• Exposiciones ambientales (p. ej., plomo)
• Consumo de alcohol o tabaco durante el embarazo
• Parto prematuro
• Bajo peso al nacer

Las investigaciones no sustentan las creencias populares en el sentido de que el TDAH es consecuencia de comer mucho azúcar, ver demasiada televisión, el tipo de crianza que dan los padres o factores sociales o ambientales como la pobreza o la desorganización familiar. Por su puesto, muchas cosas como estas pueden agravar los síntomas, especialmente en ciertas personas. Pero no existen evidencias muy sólidas como para concluir que estas son las causas principales del TDAH.

¿Sabía usted que...?
Si bien algunas personas, inclusive muchos profesionales de la salud, todavía describen esta afección como "ADD" (siglas en inglés de trastorno por déficit de atención), este término ya no tiene un uso general. Para las personas a las que se les ha diagnosticado ADD, la categoría diagnóstica correspondiente a la nueva terminología sería "TDAH, del tipo predominantemente inatento".

Diagnóstico
El proceso para determinar si un niño tiene trastorno por déficit de atención e hiperactividad requiere de varias etapas. No existe un examen único para diagnosticar el TDAH; además, muchos otros problemas, como la ansiedad, la depresión y ciertos tipos de discapacidades del aprendizaje pueden presentar síntomas similares. Una etapa del proceso consiste en un examen médico que incluye pruebas de audición y visión para descartar otros problemas con síntomas parecidos a los del TDAH. Otra etapa puede consistir en elaborar una lista para clasificar los síntomas del TDAH y preguntar sobre los antecedentes del niño a sus padres, maestros y a veces al niño mismo.

Más información sobre criterios para diagnosticar el TDAH.

Tratamientos
En la mayoría de los casos, el mejor tratamiento para el TDAH consiste en una combinación de medicamentos y terapia conductual. No existe un solo tratamiento idóneo para todos los niños y un buen plan de tratamiento incluirá una vigilancia estrecha, seguimiento y los cambios que sean necesarios a lo largo del proceso.

Más información sobre tratamientos.

Consiga ayuda
Si a usted o a su doctor les preocupa que el niño pueda tener TDAH, llévelo a un especialista, como por ejemplo un psicólogo infantil o un pediatra especializado en el desarrollo, o llame a su agencia local de intervención temprana (para niños menores de 3 años) o su escuela pública (para niños de 3 años o más).

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) patrocinan el Centro Nacional de Recursos, un programa de CHADD (siglas en inglés de Niños y Adultos con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad). Su sitio web tiene enlaces a páginas con información para personas con TDAH y sus familias. El Centro Nacional de Recursos también opera un centro de asistencia al público con personal capacitado para responder a las preguntas sobre el TDAH. Su número telefónico es 1-800-233-4050.

Para ayudar a su niño a alcanzar su máximo potencial, es de suma importancia conseguir ayuda para tratar el TDAH lo más pronto posible.

(1) The ADHD Molecular Genetics Network. Report from the third international meeting of the attention-deficit hyperactivity disorder molecular genetics network. American Journal of Medical Genetics, 2002, 114:272-277.

This information was developed by the Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevencion de Enfermedades).

Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevencion de Enfermedades). Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Available at: http://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/adhd/. Accessed February 20, 2014.

The information in this document is for general educational purposes only. It is not intended to substitute for personalized professional advice. Although the information was obtained from sources believed to be reliable, MedLink Corporation, its representatives, and the providers of the information do not guarantee its accuracy and disclaim responsibility for adverse consequences resulting from its use. For further information, consult a physician and the organization referred to herein.